La Relación entre los números y las Cartas del Tarot

Como algunos ya saben la numerología nos habla del significado de cada número y su energía en nuestra vida, es un regalo que elegimos traer con nosotros antes de nacer, una conexión con nuestra alma y con el universo.

Tanto nuestra fecha de nacimiento como nuestro nombre al traducirlos en números nos revela una frecuencia determinada para conectarnos con nuestro origen cósmico.

Y si nos fijamos en las Cartas o Arcanos del Tarot son la representación humana o arquetípica de la energía de cada número. Cada dibujo, color, expresión, postura y mirada en los arcanos nos enseña cualidades, virtudes y dificultades de su número que en algún momento hemos elegido traer con nosotros.

El Tarot, además de enseñarnos gráficamente dicha energía nos sirve, como herramienta para consultar, como guía en la vida. Y sería muy parecido que en ese mismo momento dijéramos un número al “azar” y viéramos su significado, sólo que a través del tarot ya tenemos ese trabajo hecho. Además en una lectura de más de una carta nos muestra la relación de los números entre ellos así como nos relacionamos con más personas o con nosotros mismos en la vida cotidiana, cosa que cuando cogemos sólo los números sin su representación gráfica resulta más complicado.

Si bien la Numerología toma en cuenta sólo del 1 hasta el 9, el 10 o el 11 dependiendo la escuela o visión, el Tarot no contradice esto, sino que nos entrega un espectro un poco más amplio. Los Acanos mayores del Tarot de Marsella (el que utilizamos nosotras) son 22, donde los arcanos del 1 al 10 representan el plano físico, terrenal, social y los superiores del 11 al 22 ó 0 simboliza energía de los primeros 10 llevada a un plano espiritual.

Al igual que en la Numerología cada energía tiene su predecesor y sucesor son una secuencia que en el Tarot se conoce como el camino del héroe.

Y asimismo llevamos esas energías a nuestros perfumes y Jabones a través de la Arometerapia que nos ayuda a sentirla, entenderla e integrarla, ya lo explicaremos más adelante en otra entrada 😉